Archives

  • 2018-07
  • 2019-04
  • 2019-05
  • 2019-06
  • br INTRODUCCI N La historia pol tica de

    2019-04-15


    INTRODUCCIÓN La historia política de Colombia se ha desarrollado en una tensión permanente. Como lo plantea Cárdenas, esta tensión siempre ha surgido entre la guerra y la búsqueda de la paz. Según el autor: “desde el mismo origen del Estado colombiano, la violencia y los conflictos han sido un elemento constitutivo de la identidad nacional y la construcción estatal”. El conflicto armado colombiano se ha caracterizado por ser uno de los más largos del mundo que ha dejado miles de víctimas purchase UNC0638 su paso. La búsqueda de la paz ha sido en diferentes momentos y escenarios históricos el principal objetivo del Estado, a través de varios intentos de negociación con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (farc-ep) que han terminado sin ningún éxito. Ejemplo de ello son los diálogos de paz del Caguan en 1997, durante la administración Pastrana, que fueron infructuosos. Una vez más en Colombia se realiza un nuevo intento por alcanzar la paz, con el inicio del proceso de paz entre las farc-ep y el gobierno colombiano encabezado por el presidente Juan Manuel Santos. Diálogos que poco a poco han avanzado en la discusión de purchase UNC0638 seis puntos en la agenda que se acordó discutir en La Habana-Cuba. Se espera que con estos diálogos se llegue a un acuerdo definitivo que ponga fin a la violencia directa (consecuencia visible del conflicto), acuerdo que si bien no garantizará el fin de la violencia cultural, estructural, mucho menos el alcance de la paz positiva en Colombia. La firma de un eventual acuerdo es el inicio para alcanzar la paz duradera y estable. Según Fisas: “La paz se ha definido en ocasiones como ausencia de guerra, sin embargo, no es sólo la ausencia de ésta, sino de cualquier tipo de violencia, de la cual la guerra es sólo una manifestación más”. En la segunda sección del artículo se analiza la etapa inicial del conflicto y se pone énfasis en su “análisis o diagnóstico”, cuya referencia es la intensidad del conflicto. En la tercera sección, se estudia la etapa intermedia del conflicto, caracterizada por la coyuntura actual de los diálogos de paz en La Habana, en ella se hace hincapié en los elementos que permitieron el diálogo entre las farc-ep y el gobierno nacional. La cuarta sección analiza la etapa final del conflicto armado, conocida como posconflicto y caracterizada por su complejidad en cuanto a Autonomous controlling element los retos que debe superar como: la adopción de un marco apropiado de justicia transicional que evite la impunidad y logre integrar los derechos de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición de las víctimas, adicional a ello el reto que implica diseñar medidas que apunten a la transformación del conflicto para alcanzar la reconciliación nacional.
    MARCO TEÓRICO CONCEPTUAL En cuanto al concepto de conflicto armado, para este caso se entiende como el conflicto colombiano que ha desencadenado violencia directa con graves violaciones de los derechos humanos y de los postulados del Derecho Internacional Humanitario (dih). En este sentido, Wallensteen y Sollenberg puntualizan los conflictos armados como: Si se mira el conflicto armado colombiano a la luz de la definición dada por el dIh, se evidencia que este es de carácter no internacional según lo establecido en el Artículo 3 de los Convenios de Ginebra de 1949 y el Artículo 1° del Protocolo Adicional II. El término de justicia transicional, por su parte, se entiende como el conjunto de mecanismos y herramientas que permiten hacer frente a un legado de graves y masivas violaciones de derechos humanos que implican la necesidad de integrar elementos para garantizar: la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición. En este sentido: Por otra parte, el concepto de posconflicto tiene varias definiciones, su punto de encuentro es que se refiere a una nueva etapa que se inicia después de la firma de un acuerdo de paz, en el caso de Colombia, una vez firmado el acuerdo de paz de La Habana. Es aquí, donde se entiende el posconflicto como una etapa que no termina con el conflicto, sino que da inicio a la búsqueda de la verdadera paz duradera y estable: